La experiencia internacional en Reino Unido sobre RSE y mercado laboral: Doing Business in UK

FIDE. Foro RSE 13 de noviembre de 2012

 

El Reino Unido es un destino muy atractivo para muchas empresas españolas. Fuera de la zona euro, pero próximo geográficamente, el país anglosajón ofrece, entre otras cosas, un entorno laboral flexible, en el que el diálogo y el consenso entre la empresa y los diferentes grupos de interés gobierna las relaciones laborales. Toni Lorenzo, abogado laboralista de Lewis Silkin, y Maria Casero, Directora de RR.HH. de Ferrovial Aeropuertos, han puesto sobre la mesa las claves para comprender el mercado laboral de Reino Unido, que incluye no sólo aspectos normativos sino también cuestiones culturales que pueden determinar el éxito o el fracaso de una aventura empresarial extranjera en el país.

 

Las diferencias entre los mercados laborales español y británico son relevantes y deben ser tenidas en cuenta por toda empresa que decida cruzas el Canal de La Mancha. Por ejemplo, el uso de la contratación temporal, muy frecuente en nuestro país, tiene escasa aplicación en Reino Unido, donde la fórmula del contrato indefinido es la más habitual. Ello es así, entre otras razones, porque la extinción de un contrato indefinido es más sencilla (y barata) que en España. Diferencias en cuanto a los procedimientos de despido, negociación colectiva y otros procedimientos llevan al planteamiento de las siguientes conclusiones:

1. El diálogo y la escasa politización marcan las relaciones laborales en el Reino Unido. Eso no significa que no haya situaciones de conflictividad laboral, con colectivos de enorme fuerza e influencia, pero la búsqueda de soluciones que satisfagan, en parte al menos, los intereses de todas las partes, es la clave para la resolución de los conflictos.

 

2. Con unas prestaciones sociales por desempleo muy reducidas (65 libras máximo a la semana), la cuestión clave es que “nadie quiere estar en paro” lo que, unido a unas condiciones de flexibilidad laboral, da lugar a un mercado con mayor dinamismo que el español.

 

3.  La flexibilidad y la necesidad de diálogo y consenso introducen grandes dosis de complejidad en la gestión de las relaciones laborales por parte de la empresa. Los grupos de interés con los que sentarse a dialogar son muy numerosos, y en ocasiones pueden originarse procesos de negociación y diálogo de más de tres meses, antes de poder tomar decisiones.

 

La exposición de ambos expertos deja claro que en Reino Unido domina otra forma de hacer las cosas en materia laboral. En general, se trata de un sistema más formalista que el español, en el que seguir los procedimientos es de vital importancia. Las empresas españolas que llegan al país deben entender y respetar estas diferencias. En opinión de María Casero, está claro que hay determinados puestos que deben dejarse en manos de directivos británicos, evitando una imposición de personal español, que debería reservarse a los puestos de control financiero.

Pilar García Lombardía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s