Creacion de Valor compartido

M. Luisa Blazquez, investigadora de IESE Business School, nos brinda un excelente comentario al último articulo de Porter sobre valor compartido

Michael Porter, en su reciente artículo “Creando Valor Compartido” propone un nuevo enfoque para la creación de valor por parte de las empresas, en el que la búsqueda de la mejora competitiva, la innovación y el crecimiento está íntimamente ligada a la creación de beneficios para la sociedad. Se trata de cambiar la percepción de que las empresas prosperan a costa de la comunidad, y volver a alinear negocios y sociedad.

Para ello es necesario poner la responsabilidad social y la comunidad no en la periferia de las empresas, como una limitación que hay que respetar, sino en el centro mismo de la  actividad empresarial. En este sentido, la creación de valor compartido va un paso más allá de la responsabilidad social corporativa. Un ejemplo de ello sería el comercio justo. Según el autor, el comercio justo  trata de aumentar la parte de valor generado que va a los granjeros, mediante el pago de un precio justo. Se trata, por tanto, de redistribuir las rentas generadas. En el caso de valor compartido, se trata de expandir y ampliar esas rentas, de manera que todos ganan más, por ejemplo, ayudando a los granjeros a mejorar las técnicas que utilizan, fortaleciendo el cluster local de proveedores, etc, de manera que se mejore la eficiencia y productividad, así como la calidad del producto. De este modo, no sólo los granjeros, sino también la empresa,  obtiene mejores resultados.

Numerosas empresas aplican este concepto en su actividad empresarial. Algunas lo hacen replanteando nuevos productos y/o mercados. Por ejemplo, Thomson Reuters ha creado en India un servicio mensual para granjeros con pocos ingresos y por $5 al trimestre, proporciona información sobre el tiempo, precios de la siembras y asesoramiento agrícola. La empresa ha conseguido dos millones de clientes y les ha ayudado a mejorar sus ingresos a más de  un 60% de ellos. Otras mejorando la productividad en su cadena de valor, optimizando el uso de recursos o energía, o como ha hecho Johnson & Johnson, mediante la aplicación de programas para ayudar a sus trabajadores a dejar de fumar. Esta iniciativa les ha permitido ahorrar $250 millones en costes de asistencia médica y ha mejorado la productividad de sus empleados. Finalmente, otras empresas optan por posibilitar el desarrollo de clusters locales. Este es el caso de Yara, la mayor empresa de fertilizantes minerales, que invirtió en el desarrollo de infraestructuras que posibilitaran la creación de corredores agrícolas en  Mozambique y Tanzania y, por tanto, el acceso de los granjeros a productos como los fertilizantes de la compañía.

En todos los casos se busca la innovación sostenible y el crecimiento para las empresas al mismo tiempo que mayores  beneficios para la sociedad.

M. Luisa Blazquez

IESE Business School

Charter ISEi, nueva ruta hacia la sostenibilidad, la empleabilidad y la innovación

Vía Atlántica. Imágen cedida por Urdaci Comunicación

ISEi europe presentará el próximo 29 de noviembre, en FIDE  

(c/ Serrano 26) el Charter de Sostenibilidad, Empleabilidad e Innovación

Descargate aquí la invitación

El Charter de Sostenibilidad, Empleabilidad e Innovaciónes una carta o código de compromiso que firman con carácter voluntario las empresas e instituciones de un mismo país para, independientemente de su tamaño, fomentar su compromiso hacia:

  • Promoción de la sostenibilidad con objeto de gestionar y optimizar la denominada “triple R” –reducir emisiones de CO2, reutilizar recursos naturales y reciclar- y de ese modo avanzar en estrategias de acción para medir y reducir la huella hídrica o la eficiencia energética y adoptar acciones para la protección del medio ambiente y la lucha activa para la atenuación del cambio climático y el calentamiento global.
  • Reconocimiento de la necesidad de fomentar la empleabilidad interna y externa de sus empleados entendida como suma de capacidades y competencias de las personas y en la que la formación a lo largo de toda la vida es esencial para avanzar en una economía de conocimiento orientada a actividades de valor añadido.
  • Fomento de la innovación abierta basada en la construcción de relaciones de cooperación de calidad con distintos agentes –empleados, clusters empresariales, centros de investigación, Universidades, inversores, proveedores, clientes, entidades colaboradoras, competidores- para acceder a las mejores ideas, conocimientos y tecnologías allá dónde estén, dentro o fuera de la empresa.

Qué es el Charter, pdf

Asiste a la presentación de ISEi y del Charter: descargate aquí la invitación

Competitividad y cohesión social

Una cita de Simon Zadek y Susan Scott-Parker (La Llave del Potencial. La nueva causa empresarial de la Discapacidad, OIT, Employers Forum on Disability, Londres, 2002):

“Las empresas de más éxito en el futuro serán aquellas que creen las condiciones necesarias para que todos los individuos puedan canalizar sus habilidades, experiencia y energía, hacia el éxito de la empresa, y que además reconozcan, se preparen para recibir y reciban, a una diversidad de clientes; con ello atraerán a nuevos inversores cada vez más exigentes. Las empresas de más éxito en el futuro serán aquellas que gestionen, de manera eficaz, los retos de cohesión social y de competitividad económica”.

Me permito añadir un corolario: esa gestión de la cohesión social y la competitividad económica sólo puede funcionar a través de la innovación en gestión, procesos y productos.

SUMA y SIGUE: empleo y discapacidad

El pasado 16 y 17 de noviembre se celebró en Madrid la V Feria de Empleo Discapacidad con una afluencia superior a 8.000 visitantes y más de 70 entidades representadas, como Ranstad, Fundación ONCE, Adecco, CERMI, Fundación Universia, Fomento de Construcciones y Contratas y Repsol YPF, que tienen interés en la contratación de personas con discapacidad o que trabajan en el ámbito de la intermediación laboral.

Desde hace ya algunos años, hay en nuestro país ejemplos de empresas que están asumiendo con éxito el reto de la discapacidad. Sí, has leído bien: el reto es no sólo de las personas con discapacidad sino, sobre todo, de las empresas. Porque cualquiera que haya vivido en primera persona una experiencia de cambio en la cultura empresarial hacia la cultura inclusiva y abierta que exige la inserción, entendida en su sentido más amplio, sabe que es un gran reto para la empresa.

No son buenos tiempos para reclamar la atención sobre la discapacidad en el entorno laboral. Por eso es una excelente noticia que, aún no estando “el horno para bollos”, la V Feria de Empleo y Discapacidad haya registrado las mencionadas cifras de asistencia y de presencia de empresas. La calidad laboral, la igualdad y la no discriminación deben seguir presentes en nuestro horizonte y en nuestra particular Carta a los reyes Magos. Porque no podemos perder de vista que, dentro de este tsunami general del 21% de paro, hay colectivos que pueden estar sufriendo de manera especialmente cruenta las consecuencias de esta devastación, y que lo tendrán más difícil que el resto a la hora de salir adelante. Por eso el título de este post: SUMA capacidades diferentes y SIGUE trabajando con criterios de justicia, calidad laboral y equidad.