¿Crean empleo las reformas laborales?

¿Por qué tenemos el doble paro en España frente a Europa?

El mercado laboral en España en 2011 es ineficiente. Y lo era también en los años más recientes. El reciente informe de World Economic Forum “The Global Competitiviness” 2011-2012 sitúa a España en el indicador de eficiencia del mercado laboral en la posición 119!!! (en relación a un total de 142 países). Esos niveles de ineficiente no siempre fueron así. Una de las respuestas se puede obtener porque el mercado laboral español es procíclico y cuenta con la fortaleza de crear mucho empleo en ciclos de expansión económica y la debilidad de destruir mucho empleo en ciclos de recesión económica.

Imagen cedida por Urdaci Comunicacion

En 2011, España es la primera en tasa de paro (21,52%) (2011 Tercer Trimestre). Somos los primeros en tasa de temporalidad (25%). Somos los primeros en economía sumergida (algunas fuentes no oficiales la estiman en torno a 2,5 millones de empleo y a un 21% del PIB). Tenemos un elevado y crónico paro estructural (hay 1,5 millones de demandantes de empleo durante más de 24 meses). Y además, el mercado laboral está tremendamente dualizado: antes la dualidad más visible era entre indefinidos y temporales, ahora la dualidad gira a una alternativa peor entre desempleados y trabajadores (sean o no precarios). La teoría del ajuste del mercado laboral en España reproduce también la dualidad entre “insiders” –trabajadores con alta protección laboral con contratos indefinidos y alta antigüedad- y “outsiders” o trabajadores a la intemperie –trabajadores desempleados o temporales que a vencimiento de sus contratos tienen todas las papeletas para llegar al paro-.

El mercado laboral en España no es sostenible: no crea empleo, al menos suficiente para compensar el auge de la población activa, genera paro, tiene un alto nivel de empleo no cualificado, tiene una presencia baja en conocimiento y tecnología, es dual y su funcionamiento es irracional porque es deudor de la ausencia de demanda (o reducción según sectores) y sobre todo del limitado acceso al crédito lo que está segando vidas laborales desde hace tres años.

En ese contexto, se está produciendo una “borrachera de reformas laborales” (llevamos además de la central de 2010 seis recientes en 2011 –políticas activas, negociación colectiva, seguridad social, contrato de aprendizaje, procedimiento de regulaciones de empleo y economía sumergida- pero no se trasladan al mercado de trabajo. ¿Por qué? Las razones como saben bien los laboralistas están en que las reformas no crean empleo y si la economía se para….

¿Crees que la situación actual del mercado laboral en España tiene una salida? ¿Se necesitan nuevas reformas laborales en 2012?